Estuve hace no mucho en el Dollhouse. El sitio está muy bien y pese a ser verano había bastantes chatis. La que más me gustó es una chica llamada MARíA. Muy guapa de cara, ojos negros, cabello castaño recogido… vaya, un bellezón.  Llevaba un bañador de color rojo tipo vigilantes de la playa que le marcaba unas curvas vertiginosas. Una chicabastante alta, con tacones medía casi 1.80, y muy opulenta. Más de 100 de culo y más de 100 de pecho